Reportan robos de pipas por huachicoleros.

Miércoles por la mañana. Un camión de gasolina encargado de surtir combustible a diferentes puntos de la ciudad se detiene y casi de inmediato aparecen autos blindados y modificados que interceptan y roban el camión entero. 

Varios grupos identificados como huachicoleros cuentan con carros tuneados y astas retráctiles para elevarse así mismos por lo aires y maniobrar hasta subir arriba de las pipas, remplazan al conductor y se apoderan de todo el combustible. 

¡Sé mi testigo bolsa de sangre! – exclamo el huachicolero ante las cámaras después de robar el vehículo.  

Después el camión de gasolina sigue por otro camino.

La operación, que duró unos minutos, no fue en un lugar escondido o una carretera apartada. Ocurrió en la calle de un barrio de clase media en el centro de Ciudad de México.

Hasta hace unos años estas escenas eran frecuentes en estados del sureste del país. Pero ahora el robo y venta clandestina de combustible es cada vez más frecuente en la capital mexicana.

 

Compartir en:

Comments

comments