La gran historia de cómo Anaya se ganó el mote de “El Cerillo”

Ricardo Anaya Cortez es ahora conocido por ser el Pre-Candidato de la coalición México Al Frente pero su pasado es algo que pocos conocen.

Ricardo era un joven conocido por su gran capacidad para cumplir sus metas, así que el tener problemas económicos al comenzar su carrera en Derecho no fue un impedimento para él.

Mientras Ricardo estudiaba su Licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Querétaro, a finales de la década de los 90’s ejerció como Empacador en un Supermercado, esto con el fin de pagar sus estudios y los gastos que conllevo realizar su tesis.

Como el supermercado quedaba relativamente cerca de su universidad, los conocidos que lo avistaron comenzaron a llamarlo “El Cerillo”.

 

 

Algunos de sus compañeros afirman que el bullying que Anaya sufría no fue impedimento para que se graduara con honores de la universidad anteriormente mencionada.

Anaya cuenta con añoranza que una vez un niño y compañero empacador le dijo que el secreto para abrir las bolsas velozmente es “frotar la bolsa con las manos para así crear estática entre el plástico, provocando que se despeguen fácilmente”. Ricardo sigue afirmando que ese niño era el mismísimo Albert Einstein.

Gracias al gran trabajo que hacía despegando bolsas de manera eficaz y poniendo cosas dentro de ellas es que pudo graduarse, además que con el dinero que ahorro en ese trabajo pudo rentar su primera casa en Atlanta.

 

 

Compartir en:

Comments

comments